Oración por Visita del Símbolo de la Mirada del Padre

Oración de la Familia de Colina
Visita del Símbolo de la Mirada del Padre
Vigilia 20 de Julio 2012
Querido Padre:

Somos tu familia de Colina, tus hijos. Sabemos que siempre nos miras desde el cielo y estás atento a todo lo que nos ocurre. Esta noche nos visitas de una forma especial, a través de este símbolo de la Mirada del Padre. Qué regalo mas bonito poder tenerte aquí con nosotros en el terruño!! Qué puedas ver de cerca la ermita, el galpón, la plaza y todo lo que con tanto amor y trabajo hemos ido conquistando juntos como familia, y que nos da mucha alegría poder mostrártelo!

Padre, esta Familia tiene un sueño en el corazón, que es el mismo sueño que tu tuviste hace casi 100 años: Queremos conquistar un nuevo Santuario para la Iglesia, para que nuestra Madre y Reina desde allí, atraiga los corazones y nos eduque y transforme en hombres nuevos; nos regale un corazón sencillo, un corazón de hijos, un corazón como el del Niño Jesús, que nos permita vivir la vida con una fe y confianza ilimitada en nuestro Padre Dios…siempre atentos a descubrir cuál es su plan y dispuestos a cumplirlo con fidelidad y audacia.

Te pedimos que junto a la Mater nos animes y enseñes - tal como hiciste con los primeros congregantes- a autoeducarnos y anhelar ser santos. No cualquier santo, sino como tu decías, santos de la vida diaria, es decir, santos en nuestro matrimonio, en nuestro ser de padres, en nuestro ser de hijos, santificar nuestro trabajo, estudio… toda nuestra vida…

Padre, nosotros queremos que nuestro “Valle Hermoso del Niño Jesús “ sea un lugar santo, y es por eso, queremos ofrecer por el Santuario nuestro esfuerzo por la santidad. Sabemos que es un camino difícil pues implica vencernos a nosotros mismos, un camino lleno de pequeñas conquistas y también de tropiezos, pero un camino que no recorremos solos, sino de la mano de nuestra aliada, la Mater.

Acompáñanos en este andar, ayúdanos a aspirar a cosas grandes, a ser heroicos y generosos en nuestra entrega diaria y a volver a empezar una y otra vez.
Tu eres el padre de esta familia, te pedimos que cuides siempre su unidad, entrelaza nuestras vidas cada día con mayor profundidad, ayúdanos a ser solidarios entre nosotros y a permanecer siempre fieles.

Por ultimo, queremos pedirte que nos ayudes a vivir este tiempo de conquista con la alegría que nos da el saber que recorremos este camino juntos, en Familia; con la confianza que nos regala nuestra Alianza de Amor y con la entrega heroica y el serio esfuerzo por la santidad , que ha sido parte de cada conquista en la historia de nuestra Familia de Schoenstatt.

Padre:
Nuestro corazón en tu corazón
Nuestros pensamiento en tu pensamiento
Nuestra mano en tu mano
Tu misión, nuestra misión. Amen